Anterior Inicio Siguiente

BERCIANOS DEL REAL CAMINO. UN MUNICIPIO DEL PARAMO LEONES

una emigración de cierto volumen y significación social. Ha venido a resolver, sólo en parte, el problema del excedente de población en una comarca ya saturada, dadas las actuales formas de explotación agrícola.

La emigración arroja un volumen de 83 personas en los diez últimos años (década 1951-61), sobre un total aproximado de 650 habitantes. Representa un 12,6 por 1.000 de media anual, cifra que compensa, hasta casi equilibrarlo, el crecimiento natural de la población.

Emigra particularmente la gente joven en busca de una colocación que abra mejores horizontes para su vida profesional futura. Dominan las edades comprendidas entre los dieciocho y los veinticinco años.

Lo hacen con carácter permanente un 87 por 100, siendo más elevada la proporción entre los jóvenes. La emigración temporal casi se reduce a muchachas de servicio que vuelven al pueblo para contraer matrimonio.

Hay mayor proporción de mujeres que de varones, aunque la diferencia es poco señalada (43 mujeres y 40 varones), y no bastaría para explicar la singularidad registrada en Bercianos del Camino y en los demás pueblos de la comarca de ser mayor el número de varones que el de mujeres en todos los censos conservados; sobre todo teniendo presente la emigración escasa de tiempos anteriores a 1936, salvo los años de crisis económica, que produjo la ruina del viñedo con la llegada de la filoxera.

La casa.

El pueblo ofrece en su aspecto externo una apariencia pobre y austera. Sus casa son generalmente de adobe o tapial, recubiertos sus muros con una capa alisada de arcilla que disimula las irregularidades inevitables del material constructivo.

Para formar el tapial se coloca el "armazón", compuesto de dos grandes planchas de madera en posición vertical y paralelas una a

- 409 -


Anterior Inicio Siguiente